A estas alturas seguro que todos habéis visto al menos una vez el famoso discurso de graduación que impartió Steve Jobs en 2005 para la Universidad de Stanford. Realmente no es importante. Cada vez que lo escucho, alimenta el fuego de mi interior como si fuese la primera vez, inspirándome, recordándome las cosas que son importantes y las que no.

Puede que Steve nos haya dejado, pero sus palabras, sus sueños y sus logros no lo harán nunca. Acompañadme en este momento disfrutando de uno de los mejores discursos que he escuchado en mi vida coronado con un homenaje a los que piensan diferente, el primer anuncio de la campaña Think different narrado por el propio Jobs: The Crazy Ones.

Tengo el honor de estar hoy aquí presente en la ceremonia de graduación de una de las universidades más prestigiosas del mundo. A decir verdad, esto es lo más cerca que jamás he estado de una graduación universitaria. Hoy deseo contarles tres relatos acerca de mi vida. Eso es todo. Nada del otro mundo. Simplemente tres historias.

Steve Jobs y uno de los discursos más inspiradores que tendréis la oportunidad de escucharhttps://davidddp.com/wp-content/uploads/2011/10/Steve-Jobs-620x416.jpghttps://davidddp.com/wp-content/uploads/2011/10/Steve-Jobs-150x150.jpgDavid Diaz ParedesMac
A estas alturas seguro que todos habéis visto al menos una vez el famoso discurso de graduación que impartió Steve Jobs en 2005 para la Universidad de Stanford. Realmente no es importante. Cada vez que lo escucho, alimenta el fuego de mi interior como si fuese la primera vez,...